REGRESIÓN  G-12  Y  MALDICIONES  GENERACIONALES  

 "Así ha dicho Jehová el Señor:  !! Ay de aquellas que cosen VENDAS MÁGICAS para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas !  ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida?"
(Ezequiel 13 : 18)

 Amada Iglesia: 

Estaban casi todos llorando fuertemente, hasta los líderes y pastores.   Yo también lloraba, porque había revivido un maltrato causado por mi padre en mi niñez.  En esa penumbra, con música sugestiva de fondo, el conductor hábilmente nos había hecho regresar a nuestra niñez, mediante la manipulación hipnótica.  Esa regresión llegó hasta la gestación en el vientre de nuestras madres y era asombroso ver algunos creyentes llorando como bebés en posición fetal. 

Mientras revivíamos los sucesos traumáticos, el dirigente nos decía que debíamos perdonar a esas personas que nos causaron dolor, que las visualizáramos e imagináramos que las abrazamos mientras las perdonábamos, aunque ya estuvieran muertas, pues solo así seríamos libres de lazos y ataduras que nos mantenían cautivos, no importa si habíamos entregado nuestras vidas a Cristo como nuestro Salvador y Señor desde hace muchos años. 

Previamente a esa sesión de hipnotismo colectivo, habíamos llenado un extenso formulario con las listas de todos los pecados existentes en este mundo, marcando con una X cada clase de pecado que hubiéremos cometido en nuestras vidas, antes y después de recibir a Cristo.

Después de marcar esas hojas con nuestros pecados desenterrados de la vida anterior a Cristo, nos ordenaron renunciar a ellos, con gritos e imprecaciones para expulsar los demonios de esos pecados, que supuestamente todavía tenían dominio de nuestras vidas en esas áreas, lo cual convirtió el amplio salón penumbroso en un exorcismo colectivo de quienes nos auto-liberábamos con gritos como "! Fuera demonio de masturbación ! ¡ Fuera, demonio de robo ! ¡ Fuera rencor inmundo ! ¡ Fuera demonio de orgullo ! ….creyendo que esas obras de la carne y la concupiscencia, son verdaderos demonios que se quedaron por años, inmunes a Cristo y solo saliendo obligados por esta ceremonia mezclada de hipnotismo y exorcismo colectivo. 

Seguidamente se quemaron las hojas de formularios marcadas con nuestro curriculum de pecados en una hoguera dispuesta al frente, en el escenario.   Con esas llamas quemaron los papeles y las cuerdas invisibles que nos ataban. 

Después tuvimos que renunciar y liberarnos de los pecados de nuestros antepasados, los cuales nos habían causado maldiciones generacionales que arrastrábamos y Cristo no había podido deshacer cuando lo recibimos como nuestro Señor.  

Supuestamente solo ese día y en esa misteriosa ceremonia, nacimos de nuevo. 

Era el ocultista y herético "Encuentro" de la secta piramidal G-12, en el cual Dios me permitió participar expectante, en mi ignorancia de sobre esto en aquellos días, para poder conocerlo por experiencia y no por oídas (porque lo ocultan en secreto para quienes no lo hayan hecho).

 Recordaba esta negativa, pero aleccionadora, experiencia, después de ver una enseñanza-entrevista dada por el pastor de Miami, EU, Alberto Delgado y una mujer que no pude saber su nombre, probablemente su esposa, en la cual ellos dictaban cátedra diciendo que todo cristiano, después de aceptar a Jesucristo como su salvador y Señor, está obligado a practicarse o dejarse practicar unas liberaciones o exorcismos de sus maldiciones heredadas, para poder nacer de nuevo y ser realmente salvos. 

Tremenda herejía dicha con la facilidad de quien se toma un vaso de agua, con una simpática sonrisa de buena persona (y no dudo que lo sea, por sus buenas intenciones y  sus numerosas obras ministeriales), aunque deseando hacer el bien esté predicando un evangelio falso.     

Porque podemos enseñar correctamente 99 páginas del Nuevo Testamento, pero si cambiamos una sola página o doctrina, es falsa toda nuestra enseñanza y falso el evangelio que presentamos.

 Hace casi tres años, en Mayo del 2006, enviamos a estas listas un mensaje titulado "LAS MALDICIONES GENERACIONALES DEL G-12", en donde decíamos entre otras cosas, lo siguiente: 

 LAS  "MALDICIONES  GENERACIONALES" 

La enseñanza principal en esta doctrina está en que las cosas malas que nos suceden son consecuencia de los pecados de nuestros antepasados.  

El centro de esta enseñanza, y lo que nos mueve a escribir sobre este tema, es que estos ministerios están dirigidos a cristianos y no a inconversos.  ¡Pues según ellos, son los cristianos nacidos de nuevo quienes necesitan ser liberados de maldiciones generacionales!  

Creo que primero hace falta definir lo que se quiere decir con 'Maldiciones generacionales': 

"Es una falsa enseñanza que sostiene que los problemas en la vida de un Cristiano – incluyendo enfermedad, pobreza, desastres naturales, y etcétera – pueden todos ser consecuencia de alguna maldición proferida muchas generaciones atrás." 

Una conocida tele-evangelista sostiene en su libro "Maldiciones generacionales" que:  

"....los problemas humanos tales como miedo, problemas en los pies, dolores de cabezas, migrañas, enfermedades del corazón, complejo de inferioridad, insomnio, esclerosis múltiple, auto-imagen negativa, condición nerviosa, infartos, pobreza, hijos rebeldes, familiares inconversos, preocupaciones, etc. son maldiciones" 

En resumen, todas las cosas malas que ocurren "pueden ser" resultado de una maldición generacional;  pero más adelante veremos que la frase 'pueden ser' en realidad significa 'siempre son' para estos maestros.   Y al fin de cuenta todo el mundo necesita ser liberado de tales maldiciones. 

¿ CRISTIANOS BAJO MALDICIÓN ? 

En primer lugar debemos notar que la palabra "maldición" no está en el "texto clave" utilizado por ellos.    La maldición es entonces "asumida".  

La Biblia dice en (Éxodo 20 : 5), texto usado para esa falsa enseñanza:  

"No te inclinarás á ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos, á los que me aborrecen" 

Los proponentes y maestros de esta teoría nos hacen pensar que la frase "que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos" de alguna manera significa que la iniquidad de los padres "es heredada por" ó "transferida a" los hijos, pero esta interpretación está muy lejos de la verdad pues no hay razón alguna en el contexto para entretener tal idea.  Por supuesto, la Biblia "una vez torcida" puede significar lo que cualquiera desee.  

Este error es muy peligroso porque puede llevar a la persona a concluir que en realidad el pecado que comete no es "su pecado" sino el pecado que ha heredado de sus antepasados. Tal cosa es hacer a Dios mentiroso.  

Sin duda, el ejemplo bueno o malo de los padres afecta los hijos;  pero eso está muy lejos de decir que los pecados y demonios son heredados o traspasados por vía genética y/o reproductiva. 

Aun si Satanás quisiera maldecir a los hijos de Dios, no puede hacerlo si Dios mismo no los maldice primero. 

Los líderes de estos grupos, como en la secta piramidal G-12, despliegan gran ignorancia cuando hablan sobre el tema.

 La Biblia nos enseña que los cristianos no pueden ser afectados por las maldiciones.

El Cristiano no puede estar bajo maldición porque...  

 1.     EL QUE ESTÁ EN CRISTO ES NUEVA CRIATURA.  

La Biblia es muy clara en que   

"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es;  las cosas viejas pasaron;  he aquí todas son hechas nuevas"

(2 Corintios 5 : 17)  

Dios ha tomado el pasado de una persona y lo ha quitado de su cuenta.   Es una nueva criatura, una nueva creación.

 2.     EL CREYENTE ESTÁ LIBRE DE "LAS CONSECUENCIAS" DEL PECADO  

Dios es un Dios que castiga el pecado. Cuando Cristo murió en la cruz, él pagó por nuestros pecados, Dios no simplemente olvidó el pecado sino que "él mismo", en la persona de Cristo, castigó nuestros pecados.  

"CIERTAMENTE LLEVÓ ÉL NUESTRAS ENFERMEDADES, Y SUFRIÓ NUESTROS DOLORES;  y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

     MAS ÉL HERIDO FUE POR NUESTRAS REBELIONES, MOLIDO POR NUESTROS PECADOS;  EL CASTIGO DE NUESTRA PAZ FUE SOBRE ÉL, Y POR SU LLAGA FUIMOS NOSOTROS CURADOS.

     Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas JEHOVÁ CARGÓ EN ÉL EL PECADO DE TODOS NOSOTROS" (Isaías 53 : 4)

 3.     EL CREYENTE YA NO ESTÁ BAJO LA IRA DE DIOS 

"Entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y ÉRAMOS por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

     Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos) (Efesios 2 : 3) 

Nótese que Pablo usa el verbo en tiempo "pasado" no en presente:  "ÉRAMOS HIJOS DE IRA", YA NO LO SOMOS.

 4.      LA RESPONSABILIDAD PERSONAL  

"EL ALMA QUE PECARE, ESA MORIRÁ;  EL HIJO NO LLEVARÁ EL PECADO DEL PADRE, ni el padre llevará el pecado del hijo;  la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él"

(Ezequiel 18 : 20) 

"Porque perdonaré la maldad de ellos, Y NO ME ACORDARÉ MÁS DE SU PECADO"

(Jeremías 31 : 34)

 5.    EL CREYENTE NO ESTÁ BAJO MALDICIÓN SINO BENDECIDO 

"¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo?

¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha execrado?

Dios no es hombre, para que mienta,

Ni hijo de hombre para que se arrepienta.

El dijo, ¿y no hará?

Habló, ¿y no lo ejecutará?   

He aquí, he recibido orden de bendecir;

EL DIO BENDICIÓN, Y NO PODRÉ REVOCARLA"

(Números 23 : 8.19-20) 

"Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que NOS BENDIJO CON TODA BENDICIÓN ESPIRITUAL EN LOS LUGARES CELESTIALES EN CRISTO"

(Efesios 1 : 3)

 6.    NO PUEDEN HABITAR SIMULTÁNEAMENTE EN NUESTRO CUERPO, DIOS ESPÍRITU SANTO Y LOS DEMONIOS …. Agregamos en este mensaje 

"Pero el que se une al Señor, un espíritu es con Él.

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

(1 Corintios 6 : 19)   >> 

 TRANSFERENCIA  O  CONTAMINACIÓN  DE  ESPÍRITUS 

Esta herejía de las "maldiciones generacionales o heredadas" es pariente, por decirlo así, o está muy relacionada con otra falsa doctrina que está causando estragos en nuestros días:  LA TRANSFERENCIA DE ESPÍRITUS, abusando de la cual han llegado a desarrollar todo un sistema o manual de creencias y procedimientos, que llaman "Guerra espiritual" y hasta "ministerios de liberación"  (¿Dónde aparece esto en el Nuevo Testamento, si según Marcos 16 : 17-18 TODOS los creyentes tenemos este supuesto "ministerio"?)  

Abusando de esta otra falsa doctrina de la "Transferencia de espíritus" (o "Contaminación de espíritus"), algunos no se acercan, ni tratan, saludan o tocan a quienes consideran impuros, oprimidos, poseídos o contaminados, aún dentro del mismo Pueblo de Dios o Iglesia de Cristo. 

Pero, no hay ninguna mención o referencia a esta falsa doctrina en todo el Nuevo Testamento, y sus propagadores o creyentes (se le podría decir herejes) se basan solo en la mala interpretación o mal entendimiento de la Imposición de manos del Nuevo Testamento, así como en supuestas experiencias, suposicione, especulaciones o deducciones de hechos con su raciocinio mental, llegando a generar verdaderas FOBIAS religiosas.

 
Cristianos en Acción
Contendiendo ardientemente por la fe (Judas 3)